Publicado el Deja un comentario

PROFESOR DE PROYECTO SOCIAL BANDA NEGRA DE JESÚS EXPLICA COMO SU HISTORIA DE SUPERACIÓN AYUDA EN LA ORIENTACIÓN DE NIÑOS

Thiago Lucas, de 24 años, es un ejemplo de superación para muchos niños que son asistidas por el Instituto Hermanos Nogueira. Antes de convertirse en profesor del propio Instituto, ayudando a los niños y jóvenes del Proyecto Social Pista Negra de Jesús, Thiago, más conocido como Mamut, pasó por momentos terribles debido a sus elecciones de vida. Si antes Thiago Mamut vivía sin dirección, viciado en crack y envuelto con el crimen, hoy, después de haber llegado a la Banda Preta de Jesús, con apenas 38kgs, por cuenta de las drogas, el profesor reconoce el bien que el proyecto social hizo a la y sigue en el camino de concientización de los niños y jóvenes que son asistidas.

Su idea es mostrarles el camino correcto y el bien para que no tengan que pasar por lo que pasó. «Yo mismo tuve experiencia de vida de pasar por el vicio, la droga y la criminalidad y hoy estoy enseñando a estos niños a no entrar por este camino porque sé que fue un camino difícil y entorpeció mucho mi vida y mi familia. Fui usuario de crack, me envolví con el crimen, pero me dio la vuelta por encima. Me di cuenta de que esto no era bueno para mí y hoy estoy usando mi experiencia de vida para ayudar a los niños y trazar otro camino para ellos. «Estoy consiguiendo mostrar el camino de lo correcto y lo incorrecto para ellos», cuenta Thiago Mamut.

Thiago llegó al Instituto hace siete años y pasó por todos los procesos que todos los niños y jóvenes pasan. Estudian, aprenden una profesión, cuidan la salud y están motivadas a encontrar en las dificultades aún más motivación para mantener sus vidas en el camino correcto. «Pues, por más que las adversidades puedan encontrarnos, lo más importante son las elecciones honestas que usted hace», subraya.

En la actualidad, Thiago Mamut es una banda marrón de Jiu-Jitsu y da clases para los niños del Instituto Hermanos Nogueira. Para Ricardo Cavalcante, gestor del proyecto del núcleo de Nova Iguaçu, lo más importante cuando una persona llega al proyecto es cuidar del cuerpo, de la alimentación, del espíritu de él. Así, después se empieza a pensar en artes marciales. «Lo importante para nosotros es que esta persona se quede lejos de las drogas y del crimen, pues no sirve de nada preparar a una persona para ser excelente en artes marciales si no va a usar para el camino del bien!», Evalúa.